Diez razones para cambiar a vídeo basado en IP

Integración total

Las cámaras IP integran la alimentación, la señal de vídeo y de audio, el control PTZ y la entrada y salida en un único cable, lo que se traduce en un ahorro económico, más prestaciones y unas mayores posibilidades de integración.

Una cámara IP no solo necesita menos cables, sino que también ofrece unas excelentes posibilidades de integración.Utilizando los puertos de entrada y salida de su cámara, puede activar el control de acceso físico, con o sin la supervisión de un operador.Con la función de audio bidireccional integrada, un operador puede comunicarse verbalmente con una persona situada delante de la cámara.La cámara puede también utilizar la señal de audio para la detección y para activar alarmas o grabaciones.

Con una cámara analógica PTZ se necesita un cable independiente para controlar el movimiento horizontal, el vertical y el zoom.Y para añadir audio, necesita otro cable.Todo esto, junto con los cables de alimentación y de vídeo, termina traduciéndose en una infraestructura rígida y costosa.

Figura 8: Comparación del volumen de cableado necesario para una cámara analógica (izquierda) y para una cámara digital (derecha).

Seguridad integrada