Videovigilancia: 10 usos clave de seguridad

Avatar

Hay personas que consideran innecesario contar con un sistema de videovigilancia en sus domicilios o negocios. Sin embargo, pensamos que es más necesario que nunca. Descubra por qué.

La videovigilancia es un recurso esencial para salvaguardar la integridad de nuestros bienes. A pesar de que los gobiernos de todo el mundo han tenido cada día más disposición para invertir en recursos tecnológicos, las formas de atacar diversas problemáticas sociales producidas de forma cotidiana se han visto superadas por la cantidad de hechos y actos indeseables que afectan nuestro patrimonio. Por ello, la videovigilancia se ha convertido en un aliado de las labores institucionales no solamente para la protección, sino también para la resolución de muchas situaciones conflictivas.

Como particulares, contar con un sistema de videovigilancia es imprescindible dado que nos posibilita tener control y cuidado sobre nuestra familia, nuestros bienes o negocios, e incluso hasta de nuestras mascotas.

¿Por qué necesitamos un sistema alternativo de protección?

La capacidad humana es enorme, pero no siempre se tiene la posibilidad de estar pendientes del cuidado de nuestro entorno de manera presencial; es útil contar con otras opciones para evitar ser objeto de vandalismo, de daños o de actos delictivos, sumados a la oportunidad de contribuir con las labores de seguridad propias de las autoridades, permitiendo que, a través de las cámaras de seguridad, se exhiba material que sirva para evitar la impunidad de cualquier otra conducta antisocial.

¿Qué beneficio tengo al elegir un sistema de protección como éste?

Cuando tomamos la decisión de optar por un sistema de cámaras de seguridad, hay una serie de beneficios que nos proporciona su uso. Estos son diez usos clave:

  1. Se tiene más seguridad y protección, reduciendo otros gastos

Cuando contamos con un sistema auxiliar de protección como lo son las cámaras de seguridad, es posible reducir gastos concernientes a recursos humanos tales como personal de seguridad excesivo. Aunque siempre es necesario un plan de inteligencia de protección al reducir gastos en nuestro modo de protección se eleva la eficacia de éste. Asimismo, se simplifica la labor de vigilancia, centrando la atención en más de un punto vulnerable, sin que sea necesario que estemos todo el tiempo cuidándolos presencialmente.

  1. Configura una importante medida de prevención

Una de las más grandes satisfacciones que su uso puede brindar, es evitar que seamos víctimas de conductas indeseables. Comúnmente un sistema de seguridad público es correctivo más no preventivo y puede hacernos perder dinero, personas o recursos invaluables. Cuando un sujeto con intención de causarnos un daño empieza a manifestar voluntad de querer hacerlo, el sentirse observado le genera percepciones de culpa y es probable que desista de cualquier otra acción.

Por supuesto, quienes tienen el propósito de delinquir lo harán de cualquier manera, por lo que en caso de sufrir algún perjuicio contar con dichas cámaras favorece la comprobación de sus actos y con ello la aplicación de la sanción correspondiente.

  1. Disminuye los riesgos cotidianos

Desde el aspecto estadístico, los sucesos a los que estamos más expuestos en nuestros negocios o domicilios son robos a transeúntes o de vehículos, daños a la propiedad o vandalismo, agresiones o amenazas de sujetos desconocidos, además de cualquier otra consecuencia impensable que pudiere resultar en perjuicio de nuestros intereses. Lo anterior es notablemente disminuido cuando se deja bien claro que existe un sistema de monitoreo.

 

Descargue Sin Costo nuestro eBook A-B-Ciberseguridad

 

  1. Contribuye a la seguridad pública

La labor de investigación de las autoridades en diversas ocasiones pudo haber sido mucho mejor si las personas que sufrieron el daño contaran con un medio que les permitiera acreditar la forma en la que se vieron perjudicados. La inversión de los sectores públicos en métodos como éste es paulatina y no siempre nos vemos beneficiados por ello. Si los particulares tenemos la posibilidad de procurar nuestra seguridad, también estamos contribuyendo al sistema de seguridad pública, pues la normatividad vigente permite valorar recursos como éstos cuando se trata de esclarecer un hecho y sancionarlo.

  1. Mejora la convivencia

Saber que contamos con un sistema de videovigilancia obviamente provoca tranquilidad, paz y sentimientos de reciprocidad entre vecinos. Cuando una persona cuenta con cámaras de seguridad tiene también la posibilidad de apoyar el resto de la comunidad, brindando los testimoniales correspondientes en caso de algún siniestro o situación que requiera la revisión de los videos generados.

  1. Protección a los seres queridos

Quizá el más importante motivo para contar con sistemas de vigilancia. Nuestros seres queridos pueden estar protegidos a distancia e incluso ser monitoreados desde un dispositivo móvil. Nuestra familia, mascotas, objetos o cualquier otra cosa que tenga un valor incalculable para nosotros siempre será prioridad máxima. Estar al tanto de horarios, lugares, personas extrañas o cualquier otra amenaza nos brinda la oportunidad de actuar con prontitud.

  1. Protección del patrimonio

Es una de las formas más confiables de cubrir necesidades de cuidado de nuestro entorno. La facultad de proteger nuestros intereses supone una de las garantías de nuestros derechos fundamentales, además de ser una libertad de carácter público. Siempre y cuando no violemos los principios de intervención mínima o violentar el honor, la imagen o intimidad de otros, tenemos la total permisión de monitorear lo que nos interesa.

  1. Blinda la privacidad

Cuando se habla del uso de cámaras de seguridad pensamos inmediatamente en la protección que nos brinda y en la posibilidad de estar atentos a lo que ocurre, pero es importante considerar que un sistema de videovigilancia nos permite blindar la privacidad de nuestro entorno, es decir, ver en vivo quien accede a nuestras instalaciones, que áreas está recorriendo, que comportamientos está teniendo, todo esto desde la comodidad y seguridad de la visualización remota.

  1. Evita el vandalismo

El vandalismo, causa impacto económico sin lugar a duda; las reparaciones muchas veces salen de nuestras posibilidades o llegan en momentos desafortunados. Un sistema de monitoreo mediante cámaras de seguridad es también una forma efectiva de reducir el impacto en nuestro bolsillo.

  1. Perfecciona la labor de seguridad física

Contar con sistemas de videovigilancia no supone que dejemos de usar personal de seguridad o hacer uso de otro tipo de sistemas de prevención, sin embargo, facilita su labor en la búsqueda de mayor seguridad. Es altamente recomendado que además de sistemas de videovigilancia se consideren alarmas, sistemas digitales para proteger la información y demás medios tecnológicos de prevención.

En conclusión, existes muchas formas de protección tecnológica, la videovigilancia es una opción comprobada de alto rendimiento y rentabilidad. Lo invitamos a que conocer más acerca de este tema y evalúes soluciones a la medida.

Solicite una Asesoría Personalizada ¡Ahora!