Mantenimiento de las cámaras de vigilancia: ¿por qué es importante?

Timo Sachse

El mantenimiento de las cámaras de vigilancia puede no parecer el tema más atractivo, pero sin duda es uno de los más importantes. Sin un mantenimiento regular y diligente, tanto «digital» como físico, la calidad de las imágenes de video comenzará a erosionarse y los riesgos de fallo aumentarán.

La necesidad del mantenimiento «digital» de las cámaras de vigilancia, específicamente a través de la aplicación oportuna de actualizaciones de firmware y software, es necesaria para mantener y monitorear el rendimiento, así como para asegurar una ciberseguridad efectiva. Sin embargo, el mantenimiento físico de las cámaras de vigilancia, que no es menos importante para el máximo rendimiento, puede ser menos riguroso.

El mantenimiento de la cámara física se queda en tierra de nadie

En nuestra experiencia, es raro que se especifique el mantenimiento físico de las cámaras de vigilancia, y mucho menos que se documente claramente, y por lo tanto se pasa por alto. Esto puede ser costoso.

Una de las razones es que las cámaras de vigilancia normalmente quedan fuera del alcance del mantenimiento de otras infraestructuras físicas, por ejemplo, la limpieza de ventanas o el mantenimiento general de edificios. A pesar de que muchas cámaras de vigilancia (aunque obviamente no todas) pueden ser de fácil acceso para aquellos que limpian las ventanas, rara vez, si es que alguna vez, tienen la tarea de limpiar las cámaras.

Esto podría ser comprensible. Incluso si están diseñadas para resistir condiciones climáticas extremas, las cámaras de vigilancia siguen siendo piezas tecnológicas sofisticadas. Cualquiera que carezca del conocimiento, las habilidades y el equipo para mantenerlos, inevitablemente no querrán tocarlas por si dañan o incluso muevan la cámara.

Los fabricantes deben desempeñar un papel. Deberíamos asumir una mayor responsabilidad a la hora de proporcionar instrucciones y orientación sobre el mantenimiento físico, incluidas las especificaciones de los agentes y materiales de limpieza.

El impacto de las cámaras mal mantenidas

Es esencial que se mejore el enfoque del mantenimiento físico de las cámaras para que rindan al máximo de su potencial, las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Es obvio decir que un requisito principal de las cámaras de vigilancia es una vista clara de la escena. Cualquier cosa que obstruya esa vista afecta el rendimiento, y esto se está volviendo aún más importante en un mundo en el que se utiliza cada vez más el análisis perimetral.

Hasta cierto punto, los operadores humanos pueden hacer frente a vistas de escenas que son «suficientemente buenas». Dicho esto, cuando se trata de investigaciones posteriores a un incidente, las imágenes menos perfectas pueden resultar costosas. Un operador podría ser más que capaz de ver claramente los vehículos en una escena, pero si en una investigación de un incidente una placa de matrícula está parcialmente oculta, la eficacia de las imágenes de vigilancia se vería afectada.

Cada vez más, el análisis en el “Edge”, es decir en las cámaras, significa que las imágenes se «ven» de una manera completamente diferente. Las unidades de procesamiento miran los datos, mientras que los humanos miran las imágenes, y el impacto de las imágenes poco claras puede ser enorme. No hay forma de que un procesador «vea alrededor» de una vista parcialmente oscurecida. Si los datos dicen que no es un vehículo, no es un vehículo.

Para los operadores y procesadores humanos, los problemas pueden empeorar durante la noche y con poca luz. En estas situaciones, las cámaras utilizan infrarrojos (IR) para iluminar una escena. La suciedad en la lente frontal o en la cubierta del domo de una cámara que apenas es visible durante el día puede afectar drásticamente la imagen durante la noche debido a los reflejos de la luz IR.

Del mismo modo, las telarañas son apenas visibles durante la luz del día, pero de nuevo, por la noche están brillantemente iluminadas por la iluminación IR integrada de la cámara. Además, una telaraña que se mece suavemente con la brisa puede provocar un aumento considerable de la tasa de bits y el ancho de banda y el almacenamiento asociados necesarios. Los análisis modernos de IA tendrán dificultades para hacer su trabajo. Una imagen clara de una araña en su tela puede ser excelente para un programa de televisión sobre la naturaleza, pero es menos útil para la vigilancia.

La falta de mantenimiento físico regular también puede tener un impacto más allá de la calidad de imagen. Una acumulación de suciedad y polvo en una cámara, o incluso insectos que anidan en los canales de ventilación de la cámara, también pueden provocar problemas de sobrecalentamiento y posibles fallos de los componentes si no se solucionan.

Ayudar con el mantenimiento físico

Hay varias maneras en que el mantenimiento físico de las cámaras puede convertirse en una prioridad, en lugar de una ocurrencia tardía o incluso de que se ignore, y todos en la cadena de valor tienen un papel que desempeñar:

  • Los consultores de soluciones de seguridad pueden especificar el mantenimiento de acuerdo con las condiciones ambientales del lugar en general y de cada cámara en particular.
  • Los clientes pueden hacer uso de sus procesos de mantenimiento establecidos, efectivos y, lo que es más importante, ya financiados. Limpiar ventanas y cámaras realmente no es muy complicado de implementar…
  • Los fabricantes deben especificar el mantenimiento en la documentación del usuario. Además, se pueden emplear análisis de imágenes ligeros para identificar problemas lo antes posible y respaldar el mantenimiento regular. Se deben crear tablas de mantenimiento, generando listas de tareas con instrucciones y posiciones específicas de la cámara, etc.

Un enfoque más proactivo para el mantenimiento físico de las cámaras no solo las mantiene aptas para el propósito para el que fueron instaladas, sino que también puede generar eficiencias operativas en sí mismas. Las cámaras se mantienen cuando es necesario, en lugar de hacerlo de forma rutinaria, lo que en algunos casos podría significar menos tiempo dedicado al mantenimiento que antes.

Las cámaras de vigilancia representan una inversión importante para cualquier organización. Si se va a obtener el máximo rendimiento de esa inversión durante la mayor vida útil posible del producto, es esencial un mantenimiento físico eficaz.

Cuide bien sus cámaras de vigilancia. Después de todo, es posible que las necesite.

Solicite más información