Imágenes térmicas

Fiabilidad en todas las condiciones meteorológicas

Es habitual escuchar que las cámaras térmicas son sensibles a las condiciones meteorológicas. Y es cierto: la calidad de imagen de una cámara térmica depende en gran medida de la incidencia de condiciones meteorológicas como la lluvia, la niebla o la contaminación atmosférica. Sin embargo, una cámara de luz visible tampoco ofrece más garantías de detección en estas situaciones.

Figura 3: Comparación de la capacidad de detección con presencia de neblina.

Las imágenes mostradas comparan una cámara térmica Axis (384 x 288) con una cámara de luz visible de 1.280 x 800.Como puede ver, pese a la diferencia de resolución, la capacidad de detección de la cámara térmica es superior, una vez más, a la de la cámara de luz visible.

Las cámaras de luz visible son a menudo vulnerables a las falsas alarmas provocadas, por ejemplo, por ramas agitadas por el viento, luces de coches o simplemente una bolsa de plástico volando.En cambio, las cámaras térmicas ofrecen una detección y un reconocimiento más fiables, ya que combinan la detección de movimiento con la intensidad de la imagen. El resultado son menos falsas alarmas y una reducción de las respuestas innecesarias por parte del personal.

Detección, reconocimiento e identificación