Las 6 tendencias tecnológicas que afectarán al sector de la seguridad en 2022

Artículo
30 diciembre 2021
Parece que sólo han pasado cinco minutos desde que publicamos nuestro post sobre las tendencias tecnológicas de 2021. El año pasado pasó volando. Espero que haya sido positivo para todos ustedes y que, aunque sigamos viviendo un entorno incierto, se hayan mantenido sanos y salvos. Como siempre, tiendo a empezar a pensar en las tendencias tecnológicas del próximo año en el contexto de las que predijimos para este año. Sin embargo, después de haber publicado los posts anuales sobre tendencias tecnológicas desde hace un tiempo, he echado un vistazo a todos ellos para hacer algunas reflexiones. Lo que está muy claro es que el concepto de "confianza" ha aparecido en la mayoría de los posts de una forma u otra. El contexto ha cambiado ligeramente a lo largo de los años, y a veces se ha centrado en la confianza en el uso de los datos, la confianza en que los sistemas son seguros o la necesidad fundamental de confiar en que las organizaciones están haciendo lo correcto. Pero está claro que es vital acompañar el ritmo continuo de la innovación tecnológica con una evolución igual en la creación de confianza en el uso de la tecnología. No creemos que 2022 vaya a ser diferente.

Ahora más que nunca existe un sano deseo -por parte de individuos, organizaciones y legisladores- de garantizar que las nuevas tecnologías se desarrollen, fabriquen, utilicen y aseguren de forma que podamos confiar en que son positivas. Para Axis, por supuesto, eso significa trabajar siempre hacia nuestra visión de un mundo más inteligente y seguro. A medida que nos adentramos en 2022, es interesante ver cómo muchas de las tendencias tecnológicas que vemos para el año pueden vincularse a la necesidad de construir un ecosistema tecnológico de confianza.

 

1 - Conexión universal en entornos híbridos

 

Para el usuario final de la tecnología -desde un consumidor que utiliza su teléfono móvil hasta el personal de seguridad que gestiona la videovigilancia- la arquitectura tecnológica que se utiliza para prestar los servicios se ha vuelto invisible. No importa si el procesamiento tiene lugar en un dispositivo, en un servidor local o en un centro de datos remoto: todo está simplemente "conectado". El año pasado hablamos de que el mundo se volvía "horizontal", donde la combinación de tecnologías de nube, servidor local y borde se utilizaría cada vez más conjuntamente, cada una empleada en sus puntos fuertes, en las llamadas soluciones híbridas.

tech trends

Esto no ha cambiado, pero es muy evidente que la cuestión de la arquitectura es única para cada cliente, y debe tener en cuenta tanto los recursos y las políticas internas como los factores externos, como la normativa local e internacional. Como proveedores de soluciones de seguridad, no nos corresponde definir para el cliente los entornos y la arquitectura que debe utilizar, sino dotarle de las herramientas y la flexibilidad necesarias para decidir la mejor solución para su situación particular. Dado que lo "conectado" se ha convertido en la norma, creemos que la mayoría de las soluciones de vigilancia acabarán siendo híbridas -de hecho, muchas ya lo son-, lo que en sí mismo tiene implicaciones.

 

2 - La ciberseguridad nace de un sano escepticismo

 

No siempre pensamos en el escepticismo como un rasgo positivo, pero en relación con la ciberseguridad puede ser un rasgo prudente. Los miles de millones de conexiones que existen ahora entre dispositivos, redes y centros de datos han hecho que el concepto de asegurar un perímetro alrededor de cualquier organización quede casi completamente obsoleto. Los muros que podían existir antes se han vuelto permeables, por lo que ha surgido un nuevo enfoque de la seguridad: las redes de confianza cero.

tech trends 2

Los lectores habituales de nuestro post anual sobre tendencias tecnológicas pueden cuestionar el paso a las redes de confianza cero como una tendencia para 2022, dado que se mencionó en el post del año pasado. Pero mientras que hace un año preveíamos la rápida aceleración hacia las arquitecturas de red de confianza cero, ahora creemos que es un enfoque por defecto. La pandemia de COVID-19 también ha desempeñado un papel en este sentido, ya que el trabajo mucho más flexible ha hecho que más dispositivos que antes se utilizaban dentro de las paredes de la organización se conecten de forma remota a través de la Internet pública. Cuando las redes de confianza cero significan que el perfil de seguridad de cada dispositivo y aplicación que se conecta a una red se evalúa de forma independiente cada vez que se conecta, tiene implicaciones significativas para el sector de la videovigilancia. El firmware firmado, las actualizaciones periódicas de software, el arranque seguro, los datos/vídeos encriptados y la identidad segura se convertirán en factores de higiene en las soluciones de los clientes, que pasarán de ser "agradables de tener" a "imprescindibles".

 

3 - Autentificar todo

 

Mientras que la adopción de un enfoque de confianza cero en la ciberseguridad se centra en la autenticación de las credenciales de los dispositivos y aplicaciones conectados, la capacidad de establecer la autenticidad de la propia videovigilancia es fundamental para confiar en su valor. La manipulación del vídeo una vez capturado, junto con la creciente sofisticación en la creación de imágenes manipuladas, significa que podemos ver cómo la autenticidad de las secuencias de videovigilancia se cuestiona con más frecuencia.

tech trends 3

Por lo tanto, va a ser imperativo que la videovigilancia pueda establecerse de forma innegable como genuina. Nuestro enfoque consiste en añadir una firma digital en el flujo de vídeo en el punto de captura -un hash en cada fotograma de vídeo-, lo que proporciona una prueba de que el vídeo se produjo en una cámara específica y que no ha sido manipulado desde entonces. Pero esto es un problema para la industria de la seguridad en su conjunto. Por lo tanto, es imperativo que la industria se alinee detrás de las iniciativas para estandarizar los enfoques para asegurar la autenticidad del material de vídeo capturado por las cámaras de videovigilancia, idealmente basado en software e iniciativas de código abierto.

 

4 - La IA se establece y se acepta (con los controles adecuados)

 

Parece imposible escribir un post sobre tendencias tecnológicas sin mencionar la inteligencia artificial (IA). Muchos dirían también que la IA ya no es una tendencia, y que el "genio" de la IA ha salido de la botella. De hecho, todos utilizamos y estamos expuestos a valiosos servicios basados en la IA y el aprendizaje profundo a diario. Nuestra opinión sigue siendo que la tecnología en sí misma no debería estar regulada, pero sí los casos de uso de la nueva tecnología. La legislación y la regulación relacionadas con el desarrollo y el uso de tecnologías y aplicaciones basadas en la IA deberían desarrollarse a nivel local, regional e internacional.

tech trends 4

Y ni que decir tiene que deberían cumplirla todas las organizaciones que empleen la IA. Aunque seguimos siendo positivos sobre el potencial de la IA y el aprendizaje profundo en la videovigilancia, esperamos ver un enfoque aún mayor en las iniciativas para garantizar que la IA se está aplicando de forma ética y sin prejuicios. Esto es algo positivo, y será aún más importante a medida que la IA se integre en todos los aspectos de la videovigilancia. Una mayor integración de la IA en los niveles más fundamentales de la tecnología -el sistema en chip (SoC)- hará que la IA se emplee para mejorar y optimizar todos los aspectos del rendimiento de la videovigilancia, desde la configuración de la cámara hasta la calidad de la imagen y el análisis.

 

5 - COVID-19 como catalizador

 

El impacto a largo plazo de la pandemia de COVID-19 se está manifestando de varias maneras. Como se mencionó en el post del año pasado, la pandemia ha sido un catalizador de las tecnologías de bajo/ningún contacto, muchas de las cuales están ahora integradas de forma permanente, al igual que el uso del vídeo inteligente para garantizar el distanciamiento social y el cumplimiento de las directrices de salud pública. En relación con el sector tecnológico, la pandemia también dio lugar a problemas en la cadena de suministro que han hecho que muchas organizaciones se planteen cómo crean y obtienen los componentes clave de sus productos.

tech trends 5

La naturaleza "conectada" de todo ha hecho que la escasez mundial de semiconductores sea un problema importante en muchos sectores, desde la tecnología de consumo hasta la fabricación de automóviles. Esto, a su vez, ha llevado a más organizaciones -Tesla, Apple y Volkswagen, entre ellas- a declarar públicamente su deseo de diseñar sus propios semiconductores, o sistema en un chip (SoC) (aunque hay que subrayar que diseñar un SoC y fabricarlo son actividades muy distintas). Aunque esto puede representar una tendencia en algunos sectores, es algo que Axis lleva haciendo desde hace años con ARTPEC, y ciertamente el diseño de SoCs optimizados para aplicaciones específicas es algo que prevemos que hagan más organizaciones en el sector de la seguridad y más allá.

 

6 - El 5G encuentra su lugar

 

Algunos podrían pensar que vamos con retraso al destacar el 5G como una "tendencia" en el sector de la vigilancia, ya que lleva varios años en la agenda. Pero nosotros vemos una diferencia fundamental entre "bombo y platillo" y "tendencia". Para nosotros, una nueva tecnología solo se convierte en tendencia cuando empezamos a ver casos de uso valiosos en el sector de la seguridad y la vigilancia.

tech trends 6

Aunque creemos que aún es pronto, esto está empezando a suceder con el 5G. Aunque gran parte de la expectación en torno al 5G se ha centrado en las mejoras del rendimiento de la red para aplicaciones de consumo, una de las áreas más interesantes es cómo las redes 5G privadas están surgiendo como un caso de uso más convincente para la tecnología. Creemos que las redes 5G privadas muestran un verdadero potencial para las soluciones de videovigilancia en sitios grandes o múltiples de clientes, y podrían aportar beneficios particulares desde la perspectiva de la ciberseguridad. Ciertamente, si los clientes crean redes 5G privadas, la videovigilancia tendrá que integrarse sin problemas. Esté atento a este espacio.

 

Todas las tendencias vistas a través de la lente de la sostenibilidad La sostenibilidad ya no puede considerarse una tendencia. Tiene que estar integrada en todo lo que hacemos: cómo diseñamos y fabricamos los productos, cómo dirigimos nuestro negocio, el rendimiento de nuestros proveedores... todo ello alineado con la reducción de nuestro impacto medioambiental, y operando de forma ética y fiable.

 

Siempre que una tendencia tecnológica parezca presentar una oportunidad, debe examinarse también a través de la lente de si puede desarrollarse y comercializarse de forma sostenible. Desde la eficiencia energética y los materiales utilizados (y reutilizados) en una cámara, hasta el lugar y la forma en que se fabrica y entrega, pasando por las implicaciones éticas de las nuevas tecnologías y prácticas empresariales, es tan importante analizar las tendencias según criterios de sostenibilidad como identificarlas en primer lugar. 2022 será sin duda otro año fascinante, no exento de retos, pero que también traerá consigo importantes oportunidades. Como siempre, miramos al futuro con optimismo.

 

Subscríbete a
La newsletter