Video compression

Frecuencia de bits variable y constante

Con el MPEG-4 y el H.264, los usuarios pueden determinar que una transmisión de vídeo codificado tenga una frecuencia de bits variable o constante. La selección óptima dependerá de la aplicación y de la infraestructura de red.

Velocidad de bits variable

Con la velocidad de bits variable (VBR), es posible mantener un nivel de calidad de imagen predefinido independientemente de la cantidad de movimiento (o ausencia del mismo) de una escena. Eso significa que aumenta el uso de ancho de banda cuando hay mucha actividad en una escena y disminuye cuando no se registra movimiento. Esta opción es muy recomendable en aplicaciones de videovigilancia que requieren una alta calidad, sobre todo si hay movimiento en una escena.

Como la velocidad de bits puede variar (aunque se defina una velocidad de bits objetivo media), la infraestructura de red (el ancho de banda disponible) debe tener una capacidad de procesamiento importante.

Velocidad de bits constante

Cuando el ancho de banda disponible es limitado, se recomienda usar el modo CBR (velocidad de bits constante), ya que genera una velocidad de bits constante que el usuario puede predefinir. El inconveniente del modo CBR es que cuando, por ejemplo, la actividad de una escena genera una velocidad de bits superior a la velocidad objetivo, la necesidad de mantener una velocidad de bits constante hace que la calidad de imagen y la velocidad de fotogramas sean más bajas.

Los productos de vídeo en red de Axis permiten al usuario priorizar la calidad de imagen o la velocidad de fotogramas si la velocidad de bits supera la velocidad de bits objetivo.

Comparación de estándares