Diez razones para cambiar a vídeo basado en IP

Alta resolución

Las cámaras basadas en IP no están restringidas a la baja resolución de las cámaras analógicas.Con una cámara IP de 5 megapíxeles se consiguen imágenes con diez veces más detalle que con una cámara 4CIF analógica.

Muchas cámaras analógicas tienen una resolución máxima de 704 x 480 píxeles (4CIF), mientras que una cámara IP ofrece resoluciones muy superiores, como HDTV (720p/1080p) y hasta 5 megapíxeles (2.560 x 1.920). Esto significa que puede cubrir un área más amplia o conseguir una imagen más detallada, para dar respuesta a requisitos de identificación más exigentes.

Figura 1: Comparación de diferentes resoluciones.
1: 4 CIF (704 x 576)
2: SVGA (800 x 600)
3: HDTV 720p (1.280 x 720)
4: HDTV 1080p (1.920 x 1.080)
5: 3 MP (2.048 x 1.536)
6: 5 MP (2.592 x 1.944)
7: 4K (3.840 x 2.160)

Con las cámaras basadas en IP dispone también de la opción de modificar las relaciones de aspecto, lo que facilita la captura de escenas panorámicas y le permite seleccionar la zona de cobertura que necesite.

Figura 2: Las relaciones de aspecto variables permiten seleccionar la zona de cobertura que necesite.
1:4:3
2: 16:9

Fácil de instalar