Camera protection and housings

Protección medioambiental

Las principales amenazas medioambientales para una cámara — especialmente las exteriores — son el frío, el calor, el agua y el polvo. Las carcasas con calefactores y ventiladores pueden utilizarse en entornos con bajas y altas temperaturas. En entornos calurosos las cámaras pueden colocarse en carcasas que dispongan de refrigeración con un intercambiador de calor separado.

Para soportar el agua y el polvo, las carcasas (a menudo con una clasificación IP66) están cuidadosamente selladas. En las situaciones en las que las cámaras están expuestas a ácidos, como en el sector de la alimentación, se requieren cámaras fabricadas en acero inoxidable. Algunas cámaras especializadas pueden ser presurizadas, sumergibles, a prueba de balas o especiales para su instalación en ubicaciones con riesgo de explosiones. También es posible que se requieran carcasas especiales por cuestiones estéticas.

Otros elementos del medio ambiente son el viento y el tráfico. Para minimizar las vibraciones, especialmente para cámaras montadas en postes, sería preferible una carcasa pequeña y con una sujeción segura.

Los términos "carcasa interior" y "carcasa exterior" se refieren con frecuencia al nivel de protección medioambiental. Las carcasas interiores se utilizan mayoritariamente para evitar que penetre polvo y no disponen de calefactor y/o ventilador. Estos términos son confusos, ya que la ubicación, tanto interior como exterior, no siempre se corresponde con las condiciones en el lugar de la instalación. Una cámara situada en una cámara refrigerada, por ejemplo, necesitará una "carcasa exterior" que dispone de calefactor.

El nivel de protección que proporcionan las carcasas, tanto si están separadas como integradas en la cámara, a menudo se indica con clasificaciones establecidas por estándares como el IP, siglas de Ingress Protection (protección de entrada), también conocido como Internacional Protection, que se aplican en todo el mundo; el NEMA (National Electrical Manufacturers Association – Asociación Nacional de Fabricantes Eléctricos) de los EE.UU., y las clasificaciones IK para impactos mecánicos externos, que se aplica en Europa. Para cámaras que deban instalarse en entornos con riesgo de explosiones se aplican otras normas como IECEx, que es un certificado a nivel mundial y ATEX, un certificado europeo.

Protección contra vandalismo y manipulación