Objetivos para cámaras de vídeo en red

Instalación y uso sencillos

Instalar y utilizar las cámaras con objetivos i-CS es fácil y rápido, ya que no requieren configuración manual. En cuanto se ha definido el zoom, la cámara define el enfoque automáticamente y no es necesario enfocar a mano. El zoom se puede ajustar de forma remota, desde cualquier ordenador conectado a la red.

La cámara está enfocada de fábrica en valor infinito. Cuando el nivel de zoom se define en la interfaz gráfica de usuario de la cámara, esta conserva ese enfoque. El usuario también puede ajustar el enfoque, por ejemplo, designando una zona que se debe mantener enfocada en todo momento. Al pulsar el botón de enfoque automático, la cámara establece el mejor enfoque posible. Al enfocar algo diferente, se puede volver a enfocar de forma manual y siempre se puede fijar a la distancia deseada. Cuando el nivel de zoom cambia, el objetivo i-CS mantendrá el enfoque en la distancia definida.

Los objetivos i-S también facilitan la instalación de cámaras para exteriores, ya que el instalador no tiene que abrir ninguna escotilla para definir el enfoque (anillo de enfoque), lo que ahorra tiempo y ayuda a mantener seco el interior de la cámara. El zoom se ajusta de forma remota, lo que resulta muy útil en instalaciones que, de otra forma, requerirían el cierre de zonas, por ejemplo, en cruces o autopistas con mucho tráfico.