Introducción a las imágenes

La importancia de entender la luz

Cuando el sol sale por la mañana y se desplaza por el cielo, la dirección de la luz cambia. Podemos verlo claramente en la sombra que proyecta un árbol a lo largo del día.

En aplicaciones de vigilancia, es muy importante tener en cuenta estas variaciones. Para evitar situaciones en que la retroiluminación impida toda visibilidad, siempre es buena idea tener el sol detrás de la cámara en lugar de delante del objetivo.

Las nubes o el mal tiempo afectan la intensidad de la luz solar, por lo que es necesario modificar los ajustes de exposición de la cámara.

El color de la luz también varía según el momento del día y pasa de un tono neutro a mediodía a colores cálidos e intensos durante la salida y la puesta del sol. El color de la luz se conoce como temperatura de color.

Todos estos parámetros relacionados con la luz afectan la percepción de las imágenes. Por este motivo, es tan importante entender y gestionar correctamente la dirección y la intensidad de la luz y la temperatura de color en cualquier aplicación de vigilancia.

La exposición con sol y con nubes