Calidad de imagen

Luz

Uno de los principios básicos de la fotografía es que hace falta luz.La luz emitida por una fuente (artificial o natural) se refleja en un objeto y penetra en la cámara a través del objetivo.Cuando un rayo de luz golpea el sensor de imagen (o la cinta fotográfica), es cuando puede capturarse una imagen del objeto.

La luz se refleja en un objeto y penetra en la cámara a través del objetivo.

La clave de este principio es que sin luz no hay imagen, y con una luz de mala calidad se obtendrá una imagen de mala calidad.Cualquier cosa que reduzca la luz entre el objeto y el sensor empeorará la calidad de imagen.Algunos ejemplos son ventanas que bloquean parcialmente la luz, cubiertas de domo ahumadas u objetivos con ópticas de mala calidad y aperturas pequeñas.

Si la escena carece de luz, seguramente tendrá que añadirla.Las luces auxiliares para iluminar el objeto pueden contribuir a aumentar considerablemente la calidad de imagen.

Además, hay que tener en cuenta que una cámara montada y probada durante el día puede proporcionar resultados completamente diferentes de noche o en otra estación.Procure entender los diferentes tipos de luz de su escena y configure su cámara a partir de esta información.

Ajustes básicos de la cámara