Cámaras panorámicas

Las cámaras panorámicas son cámaras fijas que ofrecen una cobertura amplia, entre 180º y 360º, con una sola cámara. Pueden emplearse para supervisar la actividad y detectar incidentes en espacios de grandes dimensiones, controlar el tránsito de personas y mejorar la gestión de áreas. Y dado que una sola cámara abarca el papel de muchas, los costes de instalación y de sistema se mantienen bajos. 

Pero ¿qué tipo de cámara panorámica es adecuada para sus necesidades?

Cámaras con un solo sensor

Las cámaras con un solo sensor suelen ser más pequeñas, lo que significa que son fáciles de colocar. Son adecuadas para la supervisión en interiores de tiendas minoristas, hoteles, escuelas y oficinas, y para instalaciones al aire libre en hoteles, gasolineras, boutiques, restaurantes, escuelas y oficinas. Una ventaja importante que proporcionan las cámaras con un solo sensor es la eliminación de puntos ciegos al supervisar áreas más pequeñas.

Cámaras multisensor

Las cámaras multisensor ofrecen mayor densidad de píxeles, lo que proporciona una mejor calidad de imagen o una cobertura más amplia. Son adecuadas para áreas interiores grandes en estaciones de tren, estaciones de metro y aeropuertos, por ejemplo, y para áreas al aire libre como plazas, estadios, campus universitarios, patios escolares y estacionamientos al aire libre. También son ideales para la vigilancia perimetral alrededor de infraestructuras críticas, edificios públicos o gubernamentales, bancos y centros de atención médica.

Cámaras multidireccionales

Las cámaras multidireccionales ofrecen la mayor flexibilidad ya que pueden supervisar varias direcciones simultáneamente. Sus cabezales se pueden posicionar independientemente entre sí, por lo que son ideales para áreas anchas tanto en interiores como en exteriores, para esquinas exteriores de edificios e intersecciones de pasillos o carreteras.