Consideraciones sobre el estudio de las instalaciones

Estructura del análisis del lugar

Al planificar un sistema de vigilancia, el emplazamiento y las necesidades del cliente son dos piezas clave del análisis del lugar.Tampoco puede faltar una revisión de los procedimientos y las normativas de seguridad existentes con el cliente, que le ayudarán a identificar las mejoras que pueden introducirse.Y el análisis de amenazas, una parte imprescindible de cualquier proyecto, le servirá para conocer exactamente de qué quiere protegerse la empresa que solicita la instalación.

Otras partes básicas de cualquier análisis del lugar son la definición de los requisitos generales, los espacios que se controlarán y el motivo por el que se han elegido, y los niveles de seguridad necesarios.Es fundamental también evaluar la infraestructura actual, como los equipos instalados, la iluminación disponible, el cableado y las condiciones de montaje de las cámaras.

El análisis del lugar le ayudará a descubrir todas las áreas de interés, no siempre identificadas de antemano por el cliente.Algunas de las áreas de vigilancia habituales son:

  • Entradas
  • Salidas de emergencia
  • Accesos peatonales y para coches
  • Zonas de cajas
  • Cajeros automáticos
  • Zonas de espera
  • Áreas de recepción
  • Muelles de carga/entradas para mercancías
  • Pasillos
  • Perímetros/vallas/ventanas
Selección y colocación de las cámaras