Tendencias de la nueva dinámica social que guiarán al sector de la videovigilancia electrónica

Artículo
mayo 21, 2020
En el contexto actual en el que se encuentra el mundo, la tecnología puede ser un aliado clave para alcanzar mejores resultados durante el retorno al llamado “nuevo normal”, tanto para minimizar las posibilidades de riesgos, como para la mitigación y reducción de sus impactos en la sociedad. La conectividad y el acceso a la tecnología, sumados a la coordinación público-privada, pueden convertirse en un gran aliado para prevenir situaciones de riesgo ante la nueva realidad a la que nos enfrentamos.

En una primera etapa para comenzar este ‘nuevo normal’ resulta fundamental identificar y salvaguardar a las personas, además de ayudar a recuperar el desarrollo económico y social de nuestra región, para ello es fundamental seguir manteniendo un cuidado estricto de las normas de sanidad que hasta ahora se ha pedido respetar, todo esto con el fin de evitar mayores riesgos y poder retomar nuestras rutinas diarias. Por ello, en Axis estamos utilizando nuestra tecnología existente, y desarrollando nuevas, para ayudar a que la dinámica social continúe su rumbo, apoyando de esta manera a mitigar afectaciones que puedan existir, como la alteración a las normas sanitarias e impulsando un retorno más seguro”, comentó Leopoldo Ruiz, Director Regional de Axis Communications para Latinoamérica.

 

Las empresas como Axis deberán buscar nuevas visiones de la tecnología para garantizar un retorno seguro a las actividades cotidianas. Por tal razón, las nuevas tendencias de las dinámicas sociales que se presentan a continuación, guiarán el rumbo tecnológico en este contexto.

 

  • El cubrebocas como una necesidad: evitar el contagio de enfermedades que puedan ser transmitidas al hablar, estornudar o toser, es uno de los principales focos de atención por ello, las personas deben de contar con un cubrebocas para poder ingresar a diversos sitios.
  • Distanciamiento social: La nueva dinámica social exigirá a las personas mantenerse a una distancia de por lo menos 1.5 metros entre ellos, esto evitará potenciales riesgos en la salud de todos los individuos que comparten un espacio físico, como en las escuelas, hospitales, centros de entretenimiento, supermercados, etc. Por tal motivo, los dueños de estos sectores, tanto públicos como privados, deberán buscar las mejores alternativas para garantizar el cumplimiento de este requisito dentro de sus instalaciones.
  • Lavado de manos: Es la acción más económica y efectiva para prevenir la transmisión de enfermedades. En la “Nueva Normalidad” el lavado de manos es una medida obligatoria incluida en el protocolo de bioseguridad para que las empresas puedan retomar labores. Por lo que las tecnologías de monitoreo en red tienen como reto ayudar a las empresas a garantizar que esta media de sanidad se lleve a cabo antes, durante y después de entrar o salir de las instalaciones.
  • Identificación de síntomas para evitar riesgos potenciales: Algunas reacciones físicas del cuerpo son un indicio de posibles riesgos, por lo que identificarlos será un punto de partida para mantener segura a la población, sin importar el sector. De cara al nuevo contexto que atravesamos, la tecnología deberá buscar la manera de identificar rápidamente algunos síntomas reales, como la tos, con el fin de mitigar los daños y poder ayudar a las personas que lo necesiten.

Leopoldo Ruiz, Director Regional de Axis Communications para Latinoamérica agrega que, para lograr lo anterior es necesaria una coordinación público-privada entre gobiernos y empresas desarrolladoras de tecnología de video, que permita, a partir de soluciones inteligentes, un mayor control a las rutinas sanitarias que las personas deben tener aún después de la última fase de la situación actual. “Es muy importante contar con las medidas de seguridad adecuadas que protejan a nuestros ciudadanos aún en momentos de crisis, pues es cuando más apoyo y empatía se debe tener con el sector más vulnerable de la población, además de tener un control a los principales puntos de cuidado, como los que presentamos anteriormente, es indispensable para un futuro sano y organizado”.

Hoy, la conectividad puede ser una herramienta fundamental, no sólo en la prevención y mitigación, sino también en la fase de salida de la realidad por la que atravesamos, El aprovechamiento de los recursos para la seguridad a través del video se va a volver una prioridad para controlar de manera inmediata cualquier protocolo de sanidad, entonces mantener un registro de estas nuevas tendencias de la dinámica social debe ser indispensable para que las empresas de videovigilancia ayuden a garantizar un retorno seguro.