La seguridad que se lleva puesta: una solución de cámara corporal basada en una arquitectura abierta

Artículo
17 enero 2022
Las cámaras corporales han abierto a Axis las puertas de todo un nuevo mercado. Las cámaras corporales de Axis, probadas tanto en laboratorio como sobre el terreno para garantizar su fiabilidad y su solidez, y diseñadas a partir de una arquitectura abierta para facilitar su integración con software existente, son sin duda la solución más flexible del mercado. Algunos de los grandes artífices de estas soluciones, como Fredrik Andersson, Lina He y Rob Messer, hablan sobre las ventajas, las prestaciones y los estudios a partir de usos reales de estos sistemas.

Por nuestra condición de líderes en vídeo en red, el salto al mercado de las cámaras corporales era un paso lógico en nuestra evolución como empresa. Diseñadas en su inicio sobre todo para cuerpos policiales pero utilizadas cada vez más por sectores, como la asistencia sanitaria, los comercios y la seguridad privada, las soluciones corporales ofrecen una nueva vía para hacer del mundo un lugar más inteligente y seguro. Con una cámara encima, cualquier profesional, desde un médico hasta un vigilante o un revisor de tren, puede contribuir a generar un entorno de trabajo más seguro y, de paso, disponer de un recurso para documentar situaciones u obtener información útil para mejorar procesos o materiales de formación. Las posibilidades y las aplicaciones son infinitas.

Máxima flexibilidad gracias a la arquitectura abierta

Para aventureros o exploradores como James Cook, Neil Armstrong o incluso Lara Croft, el proceso de investigación y preparación antes de emprender una nueva misión es clave, ya que les permite sacar el máximo partido a sus puntos fuertes al adentrarse en un nuevo territorio. Esta filosofía es también la que aplica Axis cuando desarrolla nuevos productos y ha sido su hoja de ruta al ampliar su gama de soluciones de vigilancia con la entrada en el sector de las cámaras corporales.

Las soluciones corporales llevan el mismo sello de calidad que todos los demás productos Axis. Y como tantas otras soluciones de Axis, están basadas en una arquitectura abierta, lo que permite su integración en el software existente. Una excelente noticia para los clientes, que podrán seguir rentabilizando inversiones anteriores.

Fredrik Andersson, Director Global de Productos, explica el enfoque aplicado: “Uno de los puntos fuertes del sistema es su arquitectura abierta, que permite a los clientes integrar nuestras cámaras corporales en los sistemas de gestión de vídeo (VMS) o los sistemas de gestión de pruebas (EMS) que ya utilizan”. La solución de cámara corporal de Axis puede utilizarse en VMS y EMS de terceros, en local o en la nube, lo que facilita la integración con otros datos de videovigilancia. También puede formar parte de una solución integral que utilice AXIS Camera Station, el VMS propio de la empresa, o AXIS Case Insight, su sistema EMS. Andersson añade: “Para Axis, esta filosofía abierta forma parte de nuestro ADN y es un pilar clave de nuestro sistema de cámaras corporales y también lo que permite utilizar diferentes opciones de montaje o la integración con soluciones de socios.”

La solución de cámaras corporales de Axis destaca por su carácter abierto y su flexibilidad. Andersson así lo explica: “Nuestras cámaras corporales funcionan igual de bien con nuestros productos y con los de nuestros socios. Tanto si forman parte de una solución que incluya nuestro VMS o EMS o un sistema de nuestros socios (que nuestros clientes tal vez ya utilicen), la idea es ofrecerles siempre la máxima flexibilidad, para que puedan añadir las cámaras corporales a su solución de vigilancia existente.”

La "navaja suiza" de las cámaras

Con décadas de experiencia en el desarrollo de cámaras de seguridad pensadas para los entornos más exigentes, Axis sabe cómo abordar desafíos como la escasez de luz y crear cámaras resistentes, capaces de soportar golpes y los entornos más hostiles, y seguir ofreciendo imágenes de excelente calidad. Y los conocimientos acumulados se plasman en todos los componentes del sistema de cámaras corporales.

El sistema consta de tres grandes componentes de hardware: las cámaras, las bases de conexión de las cámaras y el controlador del sistema. Las bases de conexión pueden colocarse en las oficinas, mientras que el controlador del sistema envía las grabaciones al destino elegido para analizarlas y almacenarlas. Aunque las cámaras guardan el vídeo cuando se utilizan en el lugar, el controlador del sistema elimina automáticamente los archivos de las cámaras para que el dispositivo pueda volver a utilizarse enseguida.

Axis ha desarrollado una auténtica “navaja suiza” de las cámaras: un dispositivo pequeño y ligero, con una buena autonomía, que combina una buena calidad de imagen y una gran solidez con un funcionamiento intuitivo.

Lina He, Especialista en Productos, cuenta la estrategia utilizada: “Como sabíamos que usuarios como los agentes de policía o el personal de seguridad de comercios iban a estar andando (o corriendo) cuando llevaran la cámara, desde el equipo de desarrollo de Axis nos aseguramos de que los dispositivos pudieran ofrecer unas imágenes claras en situaciones cambiantes. Nuestras cámaras capturan vídeo a resoluciones de hasta 1080p a 30 fps, lo que garantiza unas imágenes visibles y de calidad incluso en condiciones de iluminación complejas.

“En cuanto al audio, hemos incorporado dos micrófonos para optimizar la calidad de las conversaciones registradas y minimizar el ruido. Y como los usuarios no pueden interrumpir lo que están haciendo para cargar el dispositivo, las cámaras permiten grabar de media durante 12 horas en resolución Full HD, aunque existe la opción de configurarlas para llegar a 17 horas, un tiempo que supera la duración de la mayoría de los turnos. Hemos introducido también la tecnología de compresión Axis Zipstream para reducir la demanda de almacenamiento y ancho de banda. Las cámaras cuentan con una capacidad de almacenamiento interno de 64 GB, suficiente para cubrir todo un turno con resolución Full HD”.

Calidad probada y certificada en el laboratorio

La calidad siempre ha sido uno de los ejes de la filosofía de Axis, tanto en lo que se refiere a los productos como a su usabilidad. Y con el objetivo de mantener este principio en las cámaras corporales y garantizar una gran usabilidad, Axis puso a prueba las nuevas cámaras en el laboratorio, donde se reprodujeron las difíciles condiciones en las que iban a utilizarse, como la exposición a cientos de caídas, para garantizar su resistencia y funcionalidad. Las cámaras tuvieron que superar también pruebas que certificaran la posibilidad de utilizarlas en todo tipo de condiciones meteorológicas, la durabilidad de los botones, la resistencia química y muchos otros factores y condiciones a los que quizás tengan que enfrentarse.

Este es uno de los motivos por los que Axis ha decidido ofrecer una garantía de tres años para sus cámaras corporales, superior a la que encontramos en la mayoría de las cámaras de este tipo. Además, los clientes tienen a su disposición una amplia red de socios que ofrecen una asistencia de primer nivel.

Cifrado y marcas de agua: doble seguridad para las personas y grabaciones

Siguiendo la estela de todos los dispositivos del catálogo de la compañía, Axis ha querido ofrecer el máximo nivel de seguridad en las cámaras. En algunos casos las grabaciones de las cámaras corporales se presentarán en un tribunal como prueba objetiva de lo ocurrido y de la intervención de cada una de las partes. Por tanto, pueden servir para documentar de forma fiable un proceso o las acciones realizadas.

“Todos los datos se cifran tanto en reposo como en transferencia usando AES256 y TLS. Además, los datos de vídeo pueden cifrarse totalmente de extremo a extremo con integraciones concretas”, explica Andersson.

La aplicación móvil que acompaña la solución permite a los usuarios revisar las grabaciones, en las que luego se aplica una marca de agua con el ID de la cámara y del usuario. Además, el proceso de transferencia del material de vídeo de la cámara al servidor está totalmente automatizado, por lo que no es necesaria la intervención de ninguna persona y tampoco es posible borrar ninguna parte del vídeo. Asimismo, todas las cámaras están vinculadas a un sistema de referencia, el único al que pueden transferir su material.

Se mostraron muy satisfechos con las ventajas que ofrecían las cámaras: se sentían más seguros sabiendo que siempre podrían revisar las grabaciones de su turno en caso de que se produjera un incidente

Todas estas medidas permiten tener la seguridad de que no se ha manipulado ni un solo fotograma y cierran la puerta a posibles ciberataques. Además, el vídeo de un teléfono móvil o de una cámara no profesional no ofrece el mismo nivel de seguridad ni la misma protección frente a manipulaciones.

Andersson lo explica así: “Las cámaras corporales son herramientas profesionales, que documentan un proceso o una acción y permiten a los usuarios tener las manos libres para seguir trabajando con normalidad. Una solución genérica no ofrece ventajas como el sistema de montaje profesional, la elevada calidad de imagen de nivel forense con unos tamaños de archivo reducidos, la facilidad de uso en la descarga de los materiales o la gestión de pruebas protegida contra ciberataques. A fin de cuentas, las organizaciones, tanto cuerpos policiales como tiendas minoristas, deben poder garantizar la integridad de la cámara y tener la tranquilidad de que las grabaciones están a salvo de cualquier peligro.”

Misión cumplida: el funcionamiento de las cámaras sobre el terreno

En el proceso de desarrollo de (nuevas) cámaras y sus prestaciones, es habitual poner a prueba los dispositivos sobre el terreno para comprobar si dan respuesta a todos los requisitos. Axis ha llevado a cabo numerosas pruebas para verificar el funcionamiento del sistema e identificar qué prestaciones podrían aportar ventajas sustanciales a los usuarios en un contexto real. Así, por ejemplo, las cámaras se han probado en aeropuertos, tanto en empresas de seguridad privada como en fuerzas de seguridad. Un proyecto piloto realizado en Polonia nos permitió recabar interesante información durante la fase de diseño del producto, tal y como relata Rob Messer, Director de Introducción del Producto: “Los resultados de estos proyectos piloto fueron muy interesantes y, en algunos casos, sorprendentes. En el marco de un programa piloto que llevamos a cabo en Polonia, entregamos a la policía local varias cámaras corporales. Se mostraron muy satisfechos con las ventajas que ofrecían las cámaras: se sentían más seguros sabiendo que siempre podrían revisar las grabaciones de su turno en caso de que se produjera un incidente.”

Además de estas pruebas, Axis está siempre abierto a las opiniones y aportaciones directas de sus clientes, como cuerpos policiales o grandes centros penitenciarios.

Una arquitectura diseñada para un futuro aún más brillante

Axis continuará utilizando sus conocimientos y también los datos recopilados en los casos de uso reales para añadir nuevas prestaciones y optimizar constantemente sus soluciones corporales. La filosofía abierta de la solución de Axis es la mejor garantía de flexibilidad, rentabilidad de la inversión y capacidad de adaptación de cara al futuro. A medida que el mercado vaya evolucionando y cada vez más sectores y entornos descubran las ventajas de las cámaras corporales, esta arquitectura irá ampliando sus posibilidades a través de nuevas integraciones y aplicaciones.

Gracias a la opción de integrar las cámaras con cualquier VMS o EMS existente, y gracias también a su escalabilidad, las tiendas minoristas que habían apostado de entrada por equipar a sus vigilantes de seguridad con estas soluciones ahora pueden hacer lo mismo también con su personal de atención al público. De forma similar, los hospitales que inicialmente habían desplegado las cámaras corporales para su personal de emergencias, como los equipos de las ambulancias, ahora pueden empezar a usarlas con sus profesionales médicos, como cirujanos que necesiten documentar determinadas intervenciones.

Andersson concluye con esta reflexión: “Aunque no estamos más que al principio de nuestro viaje en el mundo de las cámaras corporales, sabemos que hay todavía mucho potencial por explorar en nuestro hardware y tenemos el firme objetivo de aprovecharlo. Ya estamos estudiando cuáles serán las próximas prestaciones en llegar y también nuevas combinaciones con las últimas soluciones de analítica de vídeo, almacenamiento y gestión para dar una mejor respuesta a usuarios y operadores, en cualquier aplicación”.

Descubra más sobre las cámaras corporales de Axis
Soluciones corporales de Axis
Maria Prieto
Mayor información: Maria Prieto, Channel Marketing Specialist, Axis Communications
Teléfono +34 618 549 369
Más sobre