La videovigilancia en estructuras provisionales

Artículo
29 julio 2020
Hay una variedad de razones por las cuales se pueden crear estructuras temporales, desde hospitales improvisados en lugares de socorro ante casos de desastre, hasta festivales de música, eventos deportivos, proyectos de construcción y más, los sitios que se levantan rápidamente y por un período limitado se están generalizando. Estas estructuras pueden dejarse sin medidas de seguridad adecuadas debido al alto coste y la complejidad de las instalaciones de vigilancia tradicionales. Este déficit de seguridad puede provocar accidentes, robos y otras infracciones de seguridad evitables. Aquí es donde las soluciones de videovigilancia y audio autónomas constituyen un recurso muy valioso. Se pueden implementar soluciones fáciles y rápidas de instalar, y suponen una alternativa rentable y de alta calidad a la infraestructura de red tradicional o a la ausencia de vigilancia.

Casos de uso para una vigilancia autónoma

A medida que el mundo evoluciona constantemente, también lo hace la demanda de soluciones creativas y flexibles. La vigilancia autónoma satisface esas necesidades al emplear un modelo alternativo para estructuras temporales que requieren una menor inversión de tiempo y recursos, al tiempo que proporciona seguridad de primer nivel y brinda tranquilidad.

Los hospitales temporales son uno de esos tipos de estructura que se están volviendo más frecuentes y tienen necesidades de seguridad únicas. Un ejemplo, entre los muchos alrededor del mundo, es el Hospital Presbyterian de Nueva York donde la lucha contra la pandemia actual le ha llevado a convertir un centro de convenciones en un hospital temporal para aumentar su capacidad de tratar pacientes. Este tipo de espacio requiere la implementación de medidas de supervisión integrales y rápidas. La vigilancia autónoma ayuda al personal del hospital a tratar y monitorizar a los pacientes de manera segura mientras trabajan en situaciones intensivas con un alto nivel de estrés. En el caso de hospitales temporales, el vídeo combinado con la vigilancia de audio actúa como un multiplicador de fuerza para los profesionales de la salud, minimizando el contacto innecesario con los pacientes y ayudándoles a priorizar los recursos donde más se necesitan.

En los centros de salud, la protección de activos también es una preocupación crítica. La vigilancia se vuelve esencial para salvaguardar equipos, medicamentos, equipos de protección individual (EPI) y otros suministros. Además, la videovigilancia proporciona control de acceso, lo que permite a los usuarios regular quién puede entrar al edificio: los videoporteros ya se están utilizando para restringir el acceso público en los hospitales con el fin de reducir el contagio.

La gestión de emergencias y el socorro en casos de desastre constituyen otro caso de uso en el que la videovigilancia autónoma es una solución favorable para mantener la seguridad y la prevención de riesgos. En emergencias humanitarias, la vigilancia autónoma facilita la supervisión y la protección de la logística y distribución de alimentos, agua y medicamentos a gran escala. Ayuda a los profesionales de emergencias a cumplir con los estándares de seguridad, al tiempo que se reduce significativamente el riesgo y mitiga posibles accidentes, garantizando la seguridad de los trabajadores y la protección de los equipos o materiales que salvan vidas. Al proporcionar información actualizada de forma fiable y oportuna a los responsables, la vigilancia por vídeo y audio también permite una evaluación rápida de las necesidades y una toma de decisiones bien fundada en tiempos de crisis.

Cuando se trata de sitios de construcción y proyectos de construcción de carreteras, la intrusión, la interrupción y las lesiones son tres de las amenazas más comunes para la productividad, la rentabilidad y el bienestar de los empleados. Una vigilancia flexible y fácil de implementar facilita una supervisión remota de alta calidad, minimizando así los problemas de seguridad. Esto incluye tanto ayudar en la vigilancia de la salud y la seguridad, como la investigación de incidentes, y el proteger los sitios de construcción de accesos no autorizados, el vandalismo y el robo de materiales, herramientas y maquinaria.

Se estima que la industria de la construcción sufre unas pérdidas de más de £400 millones al año debido al vandalismo y a los robos. La vigilancia autónoma garantiza que un sitio se supervisa adecuadamente y permite a los administradores de la localización estar conectados a los sistemas de seguridad y controles de acceso en tiempo real. Esto hace posible identificar la actividad sospechosa antes de la intrusión y verificar visualmente lo que está sucediendo antes de tomar medidas para evitar daños y pérdidas posteriores.

Beneficios de la videovigilancia remota y el control de acceso

Para los responsables de la toma de decisiones sobre la seguridad en sitios temporales y/o remotos, puede ser un desafío decidir qué sistema de vigilancia es más apropiado implementar para satisfacer sus necesidades particulares. Los beneficios de la vigilancia autónoma incluyen acceso remoto a vídeo en vivo y grabado de alta resolución, desde cualquier ordenador o smartphone autorizado, así como alertas automáticas para actividad perimetral e intrusión, y una fácil integración con control de acceso y sistemas de alarma. Una solución autónoma es la opción de vigilancia con mayor beneficio en estructuras temporales porque está adaptada para proporcionar un sistema de vigilancia flexible, escalable y en el que puedes confiar, sin requerir una red física en la localización o sitio.

Las aplicaciones para videovigilancia temporal/remota no se limitan a los casos de uso descritos anteriormente. De hecho, las aplicaciones se extienden a través de múltiples industrias y actividades: maratones, manifestaciones, infraestructuras críticas, festivales…, los usos son muchos. Las soluciones de vigilancia autónomas proporcionan detección de alta calidad durante todo el día y, al aprovechar el aumento del ancho de banda disponible en las redes celulares, ahora también es posible construir soluciones rentables que se puedan configurar y mantener fácilmente.

¿Cómo funciona la vigilancia autónoma?

Una solución autónoma proporciona vigilancia de primera calidad durante un corto período de tiempo. Consiste en una serie de cámaras IP y/o videoporteros versátiles de alto rendimiento, así como un armario preconfigurado con router 4G/LTE incorporado y un software para la administración y visualización remota del vídeo. La solución es rápida y fácil de instalar, con una excelente calidad de imagen, lo que permite una detección, control de acceso y administración remota del sitio en la que puedes confiar. Para configuraciones temporales como eventos o sitios de construcción, el mismo equipo se puede usar varias veces, por lo que es una opción aún más rentable.

Para configuraciones temporales o instalaciones que requieren una implementación rápida y flexible, obtenga más información sobre la vigilancia implementable aquí.

Axis Communications, Carmen Ayala, Marketing Specialist
Mayor información: Carmen Ayala, Marketing Specialist, Axis Communications
Teléfono +34 91 80 34 643