Sound detection banner

Detección de sonido

Seguridad optimizada con cámaras inteligentes que escuchan

Muchos incidentes de seguridad están precedidos o iniciados por algún tipo de ruido. Y si está expuesto a incidentes que implican, por ejemplo, comportamiento agresivo, disparos o ruptura de cristales, las cámaras con funciones de detección de sonido añaden un gran valor a su sistema de seguridad. Pueden alertar automáticamente de incidentes potenciales y reales a medida que ocurren, y activar acciones rápidas y relevantes para minimizar las consecuencias.

Descubra cómo funciona

Alerta por sonido, verificación por visión

La solución se basa en una cámara Axis con un software de socio para el análisis avanzado de audio. Continuamente "escucha" los ruidos predefinidos e inicia una alerta cuando escucha algo. Esto garantiza una atención inmediata por parte de los operadores de seguridad, que pueden evaluar rápidamente la situación al observar las transmisiones de vídeo en vivo de las cámaras con alerta y de las cercanas. También es posible añadir altavoces al sistema, lo que permite la comunicación remota e inmediata con los perpetradores para evitar que el delito adquiera mayores dimensiones.

Obtenga más información sobre la detección de sonido en nuestra nota de solución de socios o en la entrada del blog.

La solución escucha las características predefinidas del sonido, no las palabras habladas; por lo que no depende de ningún idioma y se mantiene la privacidad.

Ayuda rápida en situaciones vulnerables

Las cámaras con análisis de audio aportan proactividad a su sistema de vigilancia pasiva. Permiten una respuesta rápida y remota cuando los segundos son importantes en una amplia gama de escenarios, que incluyen:

  • Sistemas de transporte público: donde el personal y los pasajeros pueden estar expuestos a personas intoxicadas y a conductas de desorden público. La detección temprana de la agresión reduce el riesgo de violencia al permitir la intervención en la etapa verbal, antes de que se llegue a la agresión física.
  • Prisiones e instalaciones correccionales: al aportar un valioso "sensor de problemas" en un entorno donde los internos a menudo evitan deliberadamente el ojo de la cámara. 
  • Pequeñas tiendas por la noche: donde las alertas automáticas de sonido pueden acortar el tiempo de respuesta en casos de agresión y robo a mano armada. Y cuando la tienda está cerrada por la noche, la solución alerta automáticamente si se rompe un cristal para garantizar una intervención rápida contra robos.