Cámaras con IA: una apuesta de futuro con un prometedor presente

Article
May 16, 2022
La IA está en boca de todo el mundo, y el sector de la vigilancia está muy atento a su potencial. Cada vez más productos incorporan esta tecnología y los clientes sopesan la posibilidad de pasarse a las cámaras con IA, analizando sus ventajas.

Axis tiene un firme compromiso con la IA en sus productos. Una pieza clave para la integración de opciones de IA y aprendizaje profundo en nuestra cartera de productos es el sistema en chip (SoC) ARTPEC-8. Y podemos confirmar que nuestra oferta de cámaras con IA crecerá en los próximos meses y años. En este artículo vamos a analizar por qué vale la pena valorar la adquisición de cámaras con IA, no solo como una apuesta de futuro, sino también por su prometedor presente.

Decisiones pensando en el futuro de las soluciones de vigilancia a corto y largo plazo

Los clientes de soluciones de seguridad tienen que pensar a largo plazo: una cámara de vigilancia puede tener una vida útil de cinco años o más. Y a lo largo de este tiempo tiene que ser una plataforma capaz de aportar valor y adaptarse a las nuevas aplicaciones. Aunque las cámaras con IA ofrecen ya muchas ventajas, las innovaciones que llegarán en un futuro aumentarán todavía más el potencial de estos dispositivos en todos los sectores.

El papel de la IA, el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo en la videovigilancia es cada vez mayor, y esto nos permite “enseñar” cada vez más a nuestras cámaras a ser mucho más intuitivas con respecto a lo que ocurre en la escena y analizarlo en tiempo real. Si los clientes se fijan solo en la analítica actual basada en IA, están perdiendo de vista el potencial de las aplicaciones que están por llegar a corto y largo plazo.

Aunque algunos puedan pensar que invertir hoy en cámaras con IA es un salto a lo desconocido, son muchas las ventajas que aporta ya esta tecnología.

Ventajas que se notan y se multiplicarán en el futuro

La inversión en una cámara con IA mejora la seguridad y la eficiencia operativa desde el momento en el que se implementa. Contamos ya con varias cámaras que incorporan la analítica basada en el aprendizaje profundo , con ventajas evidentes como una mayor precisión en la detección y la clasificación de los objetos.

En estos momentos, el análisis en el extremo (dispositivo) de las grabaciones de la cámara de vigilancia con detección de movimiento por video detecta que algo o alguien se está moviendo. A partir de este indicio, y tras un análisis mediante un sistema de gestión de video (VMS), un operador humano interpreta exactamente la causa del movimiento y determina si supone una amenaza o un riesgo para la seguridad. En cambio, con el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo, podemos “entrenar” un sistema de cámaras para que clasifique determinados objetos de forma automática y ayudar a los operadores a centrar su atención en amenazas reales, y no en movimientos de vegetación o sombras fugaces. Los objetos clasificados se envían como metadatos al VMS para que un operador humano los analice o bien se utilizan para activar respuestas automatizadas a partir de reglas predefinidas. Y como el análisis inicial tiene lugar en la cámara (y no en un servidor o en la nube) se ahorra un valioso ancho de banda, ya que solo se envían los datos imprescindibles a través del sistema.

Los metadatos creados junto con las imágenes del video (básicamente datos sobre las imágenes) representan un gran paso adelante. Su potencial es extraordinario para buscar en un enorme volumen de grabaciones de vídeo donde aparecen vehículos y personas usando atributos asociados a dichos objetos, como los colores de los vehículos y la ropa o la dirección de desplazamiento. En un futuro, serán fundamentales para identificar patrones y tendencias, lo que tendrá un enorme impacto en la eficiencia operativa y la planificación.

La mejora de la precisión de la analítica en el extremo —y la posibilidad de distinguir entre diferentes clases de objetos— reduce inmediatamente la proporción de falsos positivos y falsos negativos. Y esto se traduce en una disminución del tiempo y los recursos necesarios para investigar los falsos positivos. Además, la analítica en el extremo puede ayudar a ofrecer unas respuestas más precisas y ágiles. La distribución del procesamiento en el sistema baja los costes y permite ofrecer una mejor experiencia a los usuarios y más valor a los clientes.

Las mejoras constantes en la plataforma de cámaras Axis abren la puerta a una optimización de la analítica nativa en el extremo  y su desarrollo continuo, así como también a crear una nueva generación de aplicaciones de analítica.

El potencial de las cámaras con IA solo tiene un límite: la imaginación de los desarrolladores. Y estos profesionales trabajan sin descanso para llegar cada día más lejos. La AXIS Camera Application Platform (ACAP version 4) está diseñada para simplificar el trabajo de los desarrolladores que deciden dar el paso al extremo, lo que impulsará una nueva generación de aplicaciones de visión artificial para la plataforma de cámaras Axis con IA.

La decisión más inteligente

La apuesta por las cámaras con IA no debería ser un acto de fe. A lo sumo, es ser capaz de imaginar lo que está a la vuelta de la esquina. Con el tiempo las ventajas crecerán, pero muchas ya están aquí esperando a que los clientes las aprovechen. Aquellos que han constatado en primera persona la disminución de las falsas alarmas gracias a una aplicación de aprendizaje profundo nunca querrán volver atrás.

Las cámaras de vigilancia tienen un ciclo de vida largo; una inversión en cámaras con IA será una decisión que genere valor durante años. No limite la capacidad de su sistema de videovigilancia en el futuro tomando hoy una decisión con una mirada corta.

Descubra todos los detalles sobre las cámaras con IA y sus potentes opciones de analítica
AXIS Q3536-LVE Dome Camera AXIS Q1656-LE Box Camera
Más sobre