Ultra HD 4K

La HDTV ha experimentado un éxito inmenso en los últimos años, impulsada por el mercado de la electrónica de consumo y por el cambio en los televisores CRT a los LCD y de plasma. La Ultra HD 4K está empezando a ser adoptada en el ámbito de la videovigilancia del mercado de consumo y promete una calidad de imagen y unos detalles extraordinarios.

La Ultra HD 4K ofrece hasta cuatro veces más resolución que la resolución HDTV 1080p estándar. La Ultra HD 4K utiliza el formato 16:9 El estándar más importante es el SMPTE ST 2036-1UHDTV, definido los la SMPTE (Society of Motion Picture and Television Engineers)

  • El estándar SMPTE ST 2036-1UHDTV define una resolución de 3840x2160 píxeles con alta fidelidad de color en formato 16:9 empleando barrido progresivo a 25/30 hercios (Hz), que equivale a 25 o 30 fotogramas por segundo, dependiendo del país, y a 50/60 Hz (50/60 fotogramas por segundo).

Una cámara que cumple con los estándares SMPTE indica una adhesión a la calidad Ultra HD 4K y debe ofrecer todos los beneficios de la Ultra HD 4K en lo relativo a resolución, fidelidad de color y frecuencia de imagen.

La Ultra HD 4K se basa en píxeles cuadrados, de forma similar a las pantallas de ordenadores, por lo que el vídeo en Ultra HD 4K de productos de vídeo en red se puede ver en pantallas HDTV o en monitores informáticos estándares. Con el vídeo Ultra HD 4K de barrido progresivo no se necesita aplicar ninguna técnica de conversión ni de desentrelazado si el vídeo debe procesarse en un ordenador o mostrarse en un monitor informático.

HDTV (televisión de alta definición) y videovigilancia