Cámaras protegidas contra explosiones

Seguridad ante todo

Para preservar la seguridad en todo momento, son esenciales cámaras protegidas contra explosiones, junto con sus accesorios correspondientes, para la videovigilancia en zonas peligrosas. Las cámaras tienen carcasas de acero inoxidable y ofrecen una calidad de imagen con resolución HDTV.

¿Qué es una zona peligrosa?

Una zona peligrosa es una zona en la que la cantidad presente de líquidos inflamables, vapores, gases o polvos combustibles puede provocar un incendio o una explosión. Estas zonas se encuentran, por ejemplo, en refinerías de crudo, gasoductos y estaciones de servicio, así como en quirófanos de hospitales, zonas relacionadas con la carpintería y lugares donde se almacena o se trabaja con grano, además de en centrales eléctricas.

¿Qué es una cámara protegida contra explosiones?

Las cámaras protegidas contra explosiones son carcasas muy resistentes que contienen cámaras IP en red. La carcasa de las cámaras protegidas contra explosiones evita que cualquier chispa o explosión interna se escape y prenda vapores, gases, polvo o fibras del aire circundante. Las carcasas de acero inoxidable SS 316L con pulido eléctrico están fabricadas y certificadas para zonas peligrosas por Eaton MEDC Ltd., y están equipadas con cámaras de red Axis personalizadas. Como se muestra en el mapa, en función del país pueden aplicarse diferentes certificaciones. Para ver la lista completa de certificaciones, descargue la hoja de datos específica de la cámara.

¿Por qué se deben utilizar cámaras de red en zonas peligrosas?

Un sistema de videovigilancia en red proporciona ventajas y funciones avanzadas que no puede ofrecer un sistema de videovigilancia analógico. Entre estas ventajas se incluyen una calidad de imagen superior, análisis de vídeo integrado, mayor seguridad, instalación e integración sencillas preparadas para el futuro, accesibilidad remota, así como una escalabilidad, una flexibilidad y una rentabilidad optimizadas.