Camera protection and housings

Carcasas para cámaras de red

Las cámaras de vigilancia suelen estar situadas en entornos muy exigentes. Por ello, a veces es necesario protegerlas de la lluvia, del calor o del frío, del polvo, de sustancias corrosivas, de vibraciones y de actos vandálicos.

Los fabricantes de cámaras y de accesorios para cámaras hacen frente a estos desafíos de diferentes formas. Entre las soluciones utilizadas, encontramos la colocación de las cámaras en carcasas de protección independientes, el diseño de cajas para cámaras para finalidades específicas y el uso de algoritmos inteligentes capaces de detectar y avisar a los usuarios en caso de cambio de las condiciones de funcionamiento de la cámara.

Cuando una cámara se ve superada por las condiciones del entorno, es necesario usar carcasas de protección. Hay carcasas de diferentes tamaños y calidades, y también con distintas prestaciones. Pueden ser de metal o de plástico y se clasifican en dos grandes tipos: carcasas para cámaras fijas y carcasas para cámaras tipo domo. 

Al elegir una carcasa hay que tener en cuenta varios factores:

  • Apertura lateral o deslizante (carcasas para cámaras fijas)
  • Soportes de montaje
  • Domo transparente o ahumado (carcasas para cámaras tipo domo)
  • Cableado
  • Temperatura y otras consideraciones (como la necesidad de instalar un calefactor, parasol, ventilador o escobilla limpiadora)
  • Alimentación (12 V, 24 V, 110 V, etc.)
  • Nivel de resistencia a actos vandálicos

Algunas carcasas también cuentan con periféricos, como antenas para aplicaciones inalámbricas. La antena exterior solo es necesaria en el caso de las carcasas de metal. Una cámara inalámbrica instalada en el interior de una carcasa de plástico funcionará sin necesidad de una antena exterior.

Consulte también carcasas de protección Axis y configurador de carcasas Axis.

Siguiente tema: Cubiertas transparentes

Cubiertas transparentes