Tecnología para hospitales

Los sistemas de salud de todo el mundo están sido puestos a prueba y llevados a sus límites por la situación que estamos viviendo. Este momento pleno de retos, nos obliga a hacer una reflexión sobre algunas de las soluciones inteligentes de tecnología en hospitales que se encuentran a la mano a través de inversiones estratégicas en tecnología de última generación que nos puede ofrecer un proveedor especializado.

Estadísticas de Salud en México según la OCDE

Pero primero, revisemos algunos datos relevantes que nos aportan las Estadísticas de Salud, realizadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que dicho sea de paso, es la fuente más completa de información comparable en temas y sistemas de salud.

De acuerdo a dicho estudio, realizado durante el 2019, en México hay 13.5 egresados de la carrera de medicina por cada mil habitantes, estadística que nos coloca entre los países con mayor cantidad de egresados en las escuelas de Medicina. En cuanto a la enfermería, los egresados alcanzan 15 por cada mil habitantes y esta cifra coloca a México en el penúltimo lugar, sólo por encima de República Checa. Para tener un parámetro hay que decir que Suiza logra 101 graduados como enfermeros por cada mil habitantes.

A pesar de los altos niveles de egresados hay que señalar que no todas las personas que alcanzan el grado de médico o enfermero ejercen su profesión y esto se refleja en las estadísticas internacionales, en las que México aparece con 2.1 doctores y 2.9 enfermeros por cada mil habitantes.

Para dimensionar este escenario diremos que el primer lugar de la lista en cuanto a médicos que ejercen le pertenece a Austria con 5.2 y en cuanto a enfermeros que ejercen, está Noruega con 17.8.

Por otra parte, hay que subrayar que en cuanto al gasto en salud que incluye, la prevención, curación, rehabilitación, terapia y tratamientos, nuestro país se encuentra muy por debajo del promedio internacional, que es de 3 mil 992 dólares per cápita. Dicha cifra incluye la aportación privada y gubernamental que son casi equivalentes.

Este revelador escenario nos hace evidente que en México -y en general en todos los países latinoamericanos con quienes compartimos los últimos lugares en el estudio mencionado- nos hace falta cerrar la brecha en el tema del sector salud con respecto a otros países. Por ejemplo, en Latinoamérica en promedio por cada mil habitantes hay 1.41 médicos, 1.86 camas de hospital y 2.19 enfermeras.

Asimismo, nos señala que, aunque hay una importante inversión en el sector salud, tanto del gobierno como de los particulares, es insuficiente y que no está generando los resultados esperados.

La pandemia que hoy enfrentamos, nos plantea que uno de los caminos para sobreponernos a la emergencia, y al mismo tiempo acortar la distancia con respecto a otros países desarrollados en cuanto a la atención a pacientes, podría ser asumir una visión actualizada e integrar mejor tecnología en hospitales para potenciar sus recursos humanos e infraestructura, y además mejorar la atención a sus pacientes.

 

Descargue Sin Costo nuestro eBook Cómo proteger calles, negocios, perímetros e instalaciones

 

Implementación de soluciones inteligentes en hospitales

Como ya señalábamos, ante un panorama en que enfrentamos limitaciones en cuanto a personal médico y camas disponibles para los pacientes, uno de los principales retos del sector salud es logar hacer más eficientes sus procesos de atención.

De manera paradójica, uno de los métodos más recurrentes para recortar gastos y tratar de mejorar la eficiencia tanto en la administración pública como en la privada es la reducción de personal y los hospitales no son la excepción. Esto ha impactado de diversas formas en la operación de los centros de salud y no siempre con los resultados deseados.

En este sentido hay que hacer notar que, si esta reducción de personal es acompañada de tecnología de última generación, es altamente probable que logremos un resultado exitoso al tiempo de obtener mayor satisfacción en la experiencia del paciente.

Para este punto hay que añadir que, de manera paralela a la estandarización de las tecnologías para los tratamientos, los hospitales se han centrado en la satisfacción de sus pacientes como ventaja competitiva. En este sentido, está ampliamente demostrado que los sistemas de videovigilancia, de audio y de control de acceso pueden contribuir para este objetivo.

La creatividad juega un papel importante en la implementación de tecnología en hospitales. Normalmente asociamos el uso de sistemas de videovigilancia a temas de seguridad, sin embargo, sus alcances son mucho mayores y se aplican en el cuidado de pacientes.

Como ya mencionábamos, las soluciones vanguardistas con la tecnología apropiada, garantizan seguridad, protección y también proporcionan una mayor satisfacción del paciente, así como calidad de la atención.

 

Recomendación

Un ejemplo muy claro es la implementación de cámaras de videovigilancia por cama y paciente, que en algunos países incluso es recomendado como parte del cumplimiento de sus regulaciones. Al colocar un sistema de videovigilancia de dichas características logramos mejorar la eficiencia operativa del personal y la satisfacción del paciente ya que se siente monitoreado y cuidado en todo momento.

En cuanto a la crisis sanitaria actual, el reto en los hospitales reside en el aumento del número de pacientes y las limitaciones de personal que les impiden monitorear físicamente en todo momento a los pacientes graves y de alto riesgo de contagio.

En este caso también los sistemas de videovigilancia para hospitales representan una respuesta tecnológica y práctica para hacer frente a esta situación inédita, ya que a través de cámaras de video es posible supervisar a varios pacientes desde un centro de enfermería.

De hecho, un hospital puede adoptar tecnologías que van desde el acceso regulado y el control automatizado de sus instalaciones, así como la gestión técnica del edificio, su climatización, detección de incendios, control de gases criogénicos y medicinales, entre otros; hasta los llamados servicios horizontales implantados, por ejemplo, las comunicaciones, telefonía, control de accesos y desde luego un sistema IP de videovigilancia.

También es posible hacer más eficiente la operación del personal médico y mejorar la calidad de la atención a través de la incorporación de un sistema de información hospitalaria para digitalizar todos los resultados de pruebas clínicas y tratamientos o procedimientos realizados a los pacientes y que concentre dicha información en un historial clínico digital por paciente.

Soluciones para hospitales

 

Conclusión

En resumidas cuentas, la implementación de la tecnología de punta en hospitales, como los sistemas IP de videovigilancia, es sin duda una forma de modernizarse para mejorar su funcionalidad y brindar un mejor servicio a sus pacientes y al personal y, de hecho, cada vez más hospitales están adoptando estas tecnologías para superar estos desafíos y mejorar su eficiencia operativa.

La crisis sanitaria que vivimos le brinda una oportunidad única a los directivos y administradores de hospitales para revisar y modernizar sus sistemas y operaciones ya que las miradas del mundo están puestas en sus resultados.

En estos momentos cualquier persona entiende la importancia y la gran valía inmaterial de que los hospitales públicos y privados cuenten con la mayor cantidad de recursos y los sistemas tecnológicos de última generación.

Invertir en tecnología como la que se describe permitirá a los hospitales mejorar sus operaciones y maximizar sus recursos, al tiempo de obtener soluciones para simplificar su administración. Además, podrán ofrecer una mejor atención para los pacientes y los proveerá de los recursos necesarios para hacer frente a crisis sanitarias o emergencias como la que vivimos.

 

Puede encontrar más información aquí