Cámaras de seguridad en su negocio

Avatar

Las cámaras de seguridad en su negocio son valiosas herramientas que reforzarán tus acciones preventivas, de control y aumentarán la productividad.

Las cámaras de videovigilancia están presentes prácticamente en cualquier lugar: en las calles, en los centros comerciales, dentro de casi todos los negocios e incluso en nuestros hogares. Esto se debe a que han demostrado tener gran efectividad para resguardar nuestra seguridad personal, la de nuestros bienes y sobre todo de nuestras inversiones en empresas y negocios.

Aunque su uso se ha enfocado mayormente en el tema de la seguridad, que es la aplicación en la que ha tenido mayor éxito y en la que es más popular, está probado que su implementación en negocios y empresas aumenta la productividad de los colaboradores e incluso mejora el ambiente laboral.

Hay que señalar que actualmente existen en el mercado diversas ofertas de cámaras de seguridad y sistemas de videovigilancia, pero no cualquiera cuenta con la calidad y prestaciones técnicas para lograr los resultados que esperamos, por lo que este es también uno de los puntos a considerar al realizar una inversión en este tipo de equipos.

A continuación, presentamos 8 puntos para conocer a detalle los diversos beneficios de contar con un cámaras de seguridad y sistemas de videovigilancia en red de última generación.

 

Las cámaras y sistemas de videovigilancia:

  1. Aumenta la seguridad y confianza de colaboradores y clientes

Instalar cámaras de seguridad y un sistema de videovigilancia en red es uno de los medios más eficaces e inmediatos para reforzar la seguridad de nuestra empresa o comercio.

Desde el momento en el que nuestras cámaras de seguridad comienzan a transmitir sus primeras imágenes podemos, por ejemplo, identificar quién se encuentra en la puerta de entrada, en las inmediaciones y calles en la que se ubica nuestra empresa o, en el caso de un comercio, podemos vigilar el recorrido de algún cliente por la tienda y ello nos brinda control e información.

Pero también los colaboradores y clientes comparten una sensación de seguridad, ya que se saben protegidos y resguardados por un sistema de monitoreo que está pendiente de ellos en todo momento y que en el caso de cualquier irregularidad, delito o accidente, el personal de vigilancia tiene la capacidad de reaccionar inmediatamente para alertar a las autoridades o a los servicios de emergencia.

 

Descarga Sin Costo nuestro eBook A-B-Ciberseguridad

 

 

  1. Las cámaras de seguridad simplifican las labores de vigilancia

La presencia de elementos de seguridad en nuestras empresas o negocios siempre será valiosa y una manera efectiva para simplificar sus labores y aumentar su eficiencia al mismo tiempo, es colocar cámaras de manera estratégica e instalar su respectivo sistema de videovigilancia.

 

  1. Reducción de gastos en seguridad y supervisión

Evidentemente, invertir en cámaras de seguridad nos permite vigilar todas las instalaciones de nuestra empresa o negocio desde un solo centro de control, lo que aumentará la eficiencia del gasto en recursos humanos dedicados a la supervisión o vigilancia.

Es relevante destacar en este punto la importancia de invertir en sistemas de alta calidad que nos ofrezcan la posibilidad de escalarlos de acuerdo al crecimiento o necesidades de nuestro modelo de negocios y complementarlos con otros sistemas como el de audio en red o software de gestión de nideo.

  1. Son un medio de protección no intrusivo

Otro punto relevante es que estos sistemas no son intrusivos. A ningún cliente le es cómodo visitar una tienda y sentirse observado, mucho menos que un elemento de seguridad lo vaya siguiendo a lo largo de su recorrido por la tienda o negocio. De igual forma es incómodo para cualquier trabajador ser vigilado directamente por un supervisor.

Por el contrario, cuando contamos con cámaras de seguridad, estamos en capacidad de realizar vigilancias estrictas y detalladas a cualquier cliente o colaborador sin generarles molestia alguna. Otro beneficio es que contaremos con una grabación que nos aportará evidencia irrefutable.

  1. Inhibe y previene

La presencia de cámaras de vigilancia también tiene el efecto de inhibir fechorías o comportamientos inapropiados, como lo son los clásicos hurtos de mercancías en las tiendas, el robo hormiga de bienes de las empresas, el vandalismo en las instalaciones o equipo, e incluso actitudes negativas que afectan la convivencia entre los colaboradores.

  1. Ayuda a mejorar la productividad y actitud de los trabajadores

Está ampliamente demostrado que los seres humanos, al sabernos observados, cambiamos nuestro comportamiento y precisamente este es otro punto a favor de las cámaras de seguridad y los sistemas de videovigilancia, ya que su presencia en las empresas y negocios genera mayor productividad.

Incluso puede llegar a mejorar el trato y la convivencia entre los colaboradores y en el caso extremo de algún incidente o altercado interno, contaremos con una grabación que nos permitirá respaldar cualquier aclaración de manera objetiva.

  1. Vigilancia remota

A los demás puntos le podemos sumar que invertir en la instalación de un sistema de videovigilancia en red de última generación nos permite supervisar lo que sucede en las diferentes zonas de nuestra empresa o negocio desde cualquier lugar en el que se cuente con Internet.

Incluso podemos programar alertas automáticas, que nos lleguen directamente como mensajes a nuestros celulares o correos electrónicos cuando se detecten actividades relevantes, sospechosas o fuera de lo común, por ejemplo: el acceso de personal al almacén, la presencia de merodeadores en las inmediaciones de las instalaciones o el ingreso o salida de un vehículo o de personal fuera de horario.

 

  1. Contar con un sistema de videovigilancia en red confiable

Antes de concluir, es necesario insistir en que a pesar de la gran oferta de equipos de videovigilancia que existen en el mercado, solo algunos cumplen las certificaciones oficiales, especificaciones técnicas y asistencia profesional que nos permitirán satisfacer nuestras expectativas y lograr el retorno de inversión que deseamos.

Otra de las ventajas de invertir en sistemas de videovigilancia en red de última generación es su escalabilidad, de tal forma que podemos iniciar con un sistema básico e irlo complementando con más cámaras de acuerdo a nuestras posibilidades o necesidades y posteriormente potenciarlo sumándole, por ejemplo un  sistema de audio en red, e incluso añadirle software especializado que nos permitirá, por ejemplo, analizar la productividad de cada empleado, recabar información para perfeccionar los sistemas de producción o conocer los principales hábitos de nuestros clientes al visitar nuestros establecimientos.

 

Para aprovechar al máximo las cámaras de seguridad y realizar una inversión inteligente que se traduzca en una solución integral a sus necesidades, vale la pena contar con una asesoría especializada que nos oriente acerca de las mejores opciones

Solicite una Asesoría Personalizada