Imágenes térmicas

Vigilancia ininterrumpida

Las cámaras térmicas ofrecen mejores resultados que una cámara de luz visible en las escenas oscuras y resultan ideales para detectar a personas y objetos en entornos que requieren una vigilancia permanente, desde espacios en la más absoluta oscuridad hasta un aparcamiento bajo el sol.

Figura 1: A la izquierda, una cámara de luz visible y, a la derecha, una cámara térmica.

Figura 2: A la izquierda, una cámara de luz visible y, a la derecha, una cámara térmica.

Una cámara térmica es menos vulnerable a los problemas relacionados con la iluminación, como sombras, contraluces, oscuridad o incluso objetos camuflados: nada se interpone en su misión. Las imágenes mostradas arriba, obtenidas en un día soleado, permiten comparar el vídeo de una cámara de luz visible de 1.280 x 800 (izquierda) con el de una cámara térmica de 640 x 480 (derecha).En esta situación, la cámara térmica consigue detectar una persona que, en la imagen de la cámara de luz visible, resulta casi imperceptible.

Fiabilidad en todas las condiciones meteorológicas